lunes, 11 de mayo de 2009

CHICLAYO Y LAS ÁREAS VERDES

CHICLAYO ES GRIS
* Contamos con pocas áreas verdes y mucho desinterés.

Hace pocos días, mientras promocionaba este blog entre mis contactos del MSN, un amigo de México me hizo una pregunta que, después de avergonzarme, me hizo reflexionar por ser real: "En Chiclayo no existen muchas áreas verdes, verdad?". Ante lo evidente, respondí que no.

Luego de un análisis virtual y un recorrido fotográfico mental sobre el tema, me dí cuenta que no es necesario visitar Chiclayo, para darse cuenta de la ausencia perjudicial de áreas verdes en la ciudad. Jardines, parques, árboles, arbustos, pastizales.... dónde están?

Y es que este amigo mexicano no necesitó estar presente físicamente en mi terruño. Le bastó hacer un recorrido virtual, a través del utilísimo programa Google Earth.
Google Earth se convierte un programa valioso para realizar estudios sobre geografía urbana, sobre todo en relación con diseño y paisaje urbano.

Si utilizamos aquel programa, veremos que Chiclayo es un conjunto de bloques grises, sin armonía ni visión urbana. Una ciudad sin un plan estratégico de crecimiento o sin un plan reglado que deja ver sus irregulares formas de expansión.

A simple vista, parece una ciudad hecha de arena o envuelta en una densa manta de polvo.

En varias cuadras no hay un sólo "bloque verde".

Da pena que una ciudad con tanto potencial y una excelente ubicación geográfica, se pierda y desperdicie por la carencia de un plan que la eleve a su nivel nato o a su nivel lógico: el de ser una ciudad modelo y eje del desarrollo geopolítico y económico del norte peruano.

No sólo lo decimos aquellos que estamos interesados en darle valor a nuestra ciudad. Lo dicen también aquellos empresarios que visitan Chiclayo y que, buscando dónde colocar sus inversiones, se van decepcionados por su aspecto urbano, postergando la llegada del capital que tanto queremos.

POCO VERDE, MUCHO GRIS
Si tomamos una parte de las imágenes que pueden ser tomadas en Google Earth, veremos que unas pocas zonas de la ciudad cuentan con áreas verdes o árboles.
Estas zonas son las conformadas por las avenidas Balta, Garcilazo, Santa Victoria, Chinchaysuyo, Villarreal, Salaverry y la zona del Parque Infantil y algún otro parque pequeño.

Parque Infantil de Chiclayo, quizá la zona más verde de la ciudad.

Pero si comparamos con el resto de calles, aquellas zonas verdes se pierden, se minimizan y nos dejan solos entre los bloques de concreto. Chiclayo ha crecido y lo sigue haciendo, sin embargo sus áreas verdes disminuyen y las que existen, se marchitan con el polvo y el olvido.


BUENOS Y MALOS EJEMPLOS
¿Tendrá el gobierno de Chiclayo un plan de mejoramiento o mantenimiento de áreas verdes? Pues al parecer no, porque en los últimos días han cometido un atentado ambiental contra la ciudad. La transitada avenida Sáenz Peña, tan llena de vehículos y de contaminación, está siendo maquillada con el mejoramiento (¿?) de la berma central, donde han colocado un colorido embloquetado, en lugar de haber optado por darle verdor a la zona.

¿No hubiera sido mejor colocar césped en toda la berma central y darle vida a algunas cuadras de esa avenida?

Av. Sáenz Peña. Prefieren concreto a césped.

Por otro lado, el poco estético Paseo Leguía, a pesar de lo perjudicial que resulta para el buen gusto, se ha convertido en un gran espacio de áreas verdes en el distrito de José Leonardo Ortiz, que se mantiene gracias al regado que se le hace a diario. Una acción destacada que deberían imitar las autoridades de otros distritos de la región.


Paseo Leguía. A pesar de todo, da el ejemplo.


La diferencia. Por un lado cuidan los jardines y por otro, los destruyen.


¿QUÉ HACER?
Ahora, no pensemos que son las autoridades las únicas responsables y llamadas a solucionar el problema. Soy de aquellos que piensan que la responsabilidad en el manejo de una ciudad, depende también de sus propios ciudadanos. De nosotros mismos, de nosotros que somos los que caminamos por sus calles, los que usamos las vías públicas y los que estamos en contacto permanente con el problema.


Ahora que el mundo gira en la incertidumbre ambiental, es el momento preciso para ponerle énfasis a la solución que buscamos. Y la solución es sencilla.
Tenemos que empezar por "darle verde" a nuestras propias áreas verdes, aquellas que están en nuestras propias casas, en nuestros jardines y en los sardineles que rodean nuestras viviendas.
Tenemos que dejar de hacer de la ciudad, un basurero gigante. Evitemos tirar más basura de la que ya existe.
Tenemos que buscar o promover programas para sembrar árboles y construir jardines. Un chiclayano = un árbol. Esa debe ser la consigna.

Chiclayo puede convertirse en una ciudad jardín, en una ciudad que tenga un diseño que permita una vida saludable y que haga posible la convivencia armónica entre sus ciudadanos. Para lograrlo, debemos empezar por confesar que el problema también parte de nosotros. Reconozcámoslo, trabajemos en una solución y así exijamos a las autoridades que hagan algo ahora. Ahora que estamos a tiempo!

Tal vez dentro de algunos años, aquel amigo mexicano pueda decir "Qué hermosas áreas verdes tiene Chiclayo". Nos sentiríamos mejor, verdad?

Imagen de una ciudad de Brasil, ejemplo de ciudad jardín para Latinoamérica. Chiclayo también puede lograrlo.

Por César Ruiz.

7 comentarios:

Enrique Odar Rojas dijo...

Todo funcionario municipal sabe, es oblligatorio que lo sepa, que los estándares mínimos para área verde por habitante, son de 8 m2.
Para una población aproximada de 300,000 habitantes en Chiclayo, se necesitan mínimo 240 Has. (2'400,000 m2) de áreas verdes, para que el medio ambiente sea respirable, se sienta bien, sea vivible.
El área aproximada que ocupa la ciudad de Chiclayo es de 50 Km2 (5,000 Has.) por lo que con menos del 5 % del área urbana total, podríamos tranquilamente cumplir con dicho requerimiento, señalado por la Organización Mundial de la Salud.
¿Y entonces? Sucede que los últimos gobiernos, amigotes ellos de los grandes grupos de poder, verbigracia, grandes constructoras; han ido anulando leyes, normas y ordenanzas para favorecer al inversionista inmobiliario, permitiéndole elaborar proyectos y construirlos hasta con 0 % de área libre. Antes, cuando los Reglamentos Nacionales se cumplían, se exigía un 30 % promedio de área libre en las construcciones, sobre todo las multifamiliares. Ahora, con los benditos proyectos oficialistas, populistas y de pésima calidad, se han obviado todas esas consideraciones. Resultado: no hay lugar para estacionamientos, para accesos adecuados, para veredas amplias, para plazuelas y plazoletas, menos para parques y jardines. Sin embargo, y aquí está el punto importante: quienes dan las licencias de construcción para proyectos individuales o multifamiliares son las propias municipalidades, provinciales o distritales, a través de sus Comisiones de Revisión de Proyectos que son presididas por el funcionario municipal encargado de la Dirección (ahora se llama Gerencia) respectiva. Si en Chiclayo hay que agarrarse de los postes para que el viento no lo levante a uno, si no se puede respirar mas que gases tóxicos, si no hay una atenuación de las altas temperaturas es por falta de verde. Así de sencillo. ¿Quiénes son los responsables? Los funcionarios municipales y las altas direcciones municipales, que incluyen alcaldes, regidores y directores municipales.¿Métanlos presos? No hay necesidad, que con ello no arreglamos nada. Resolvamos de aquí para adelante. Nadie, puede obligar, ni siquiera el propio gobierno central, a que una municipalidad distrital o provincial acepte un proyecto que vaya contra los mínimos estándares de calidad de vida.
Si pues, lo que pasa es que casi ninguna municipalidad se ha tomado el trabajo (rápido y sencillo) de determinar dichos estándares.
Areas verdes, parques, lagunas, cortinas de árboles, bermas centrales arborizadas; jardines forntales y laterales en los proyectos, especialmente los multifamiliares y ya está.

Lambayeque Actual dijo...

Sr. Odar.

Le agradecemos su comentario.

Y tiene razón, no hay autoridad que tenga un plan al respecto.
Si nuestra principal autoridad, no tuvo (ni tiene) un plan de gobierno para la ciudad, no sorprenden todas las atrocidades urbanas que se cometen durante su gestión.

Ya estamos próximos a elegir un nuevo alcalde. Tendrán los futuros candidatos algo al respecto?

Si no lo tienen, qué debemos hacer nosotros?

César Ruiz.

Anónimo dijo...

muy buen informe y analisis de nuestra realidad. Y es todo cierto, carecemos de areas verdes por culpa de las autoridades y por culpa nuestra, lamentablemente.

Lo de sembrar arboles es una buena idea, deberian promoverla

Aniel Gonzáles

Anónimo dijo...

Este es un buen articulo, me dan permiso para reproducirlo en un trabajo del colegio?

A Chiclayo le falta arboles y arbustos, por eso hay mucho viento y polvo.

Carmen

ROOBINSSON ARIAS dijo...

Bueno,los niveles de co2 en chiclayo han aumentado a partir de los 90, en un trabajo que he realizado recientemente tomando valores promedios de temperatura de los últimos quinquenios, desde al año 1963 al 2008, la temperatura ha tenido un aumento de 1ºc en la ciudad en los últimos 45 años, se ha perdido el equilibrio que debe haber entre las actividades humanas y el medio, debemos tratar de equilibrar de alguna manera la situación actual, si no de lo contrario dentro de 30 a 40 años más la diferencia puede ser de 2ºc, siendo muy perjudicial para todo lo que hasta hoy conocemos, al menos en el caso de la agricultura, se tendria grandes perdidas, y como sabemos, el aumento de co2 va en coordinación con el aumento de la temperatura, es urgente aumentar el area verde en la ciudad,comencemos por nuestros hogares, organizando a las juntas vecinales, involucrar a las organizaciones encargadas,gracias por su atención...

Anónimo dijo...

para empezar Chiclayo esta situado en el desierto costeño como muchas ciudades de la costa, compararla con esa imagen de Brasil que tiene un clima diferente no me parece pero si es necesario que tengamos en nuestras ciudads mas areas verdes y eso ya nace en las autoridades al planificar la ciudad que en nuestro pais han crecido por donde han podido ya que no hay un proyecto urbano pero todo puede arreglarse adaptando areas verdes en las zonas que carecen por ultimo sobre lo de su amigo el mexicano hay que recordar que ciudad de mexico esta en sierra y es diferente a la costa peruana.

Reymir Yeysen Tapia Díaz dijo...

Hola César, con respecto a que hacer nosotros?, siempre he tenido el deseo de cambia la situación descrita pero para ello necesitamos personas como tú, que vean más allá de lo evidente, que tengamos el mismo propósito, Que dices? Ayudemonos y busquemos más personas para iniciar un proyecto y convertir nuestra ciudad en un bosque.

Reymir Tapia.