viernes, 8 de mayo de 2009

MARAVILLAS DE MI TIERRA II



OYOTÚN Y SU HISTORIA EN LA TIERRA
* Huellas que escriben la historia.

Poca información se puede encontrar sobre este distrito chiclayano, lo que evidencia la poca promoción con la que cuenta. Por eso este espacio quiere ofrecer su ayuda para promocionar a un lugar que cuenta con apacibles paisajes y con una enriquecedora historia, plasmada en su tierra.

UBICACIÓN: Es uno de los 20 distritos que conforman la provincia de Chiclayo, está ubicada en la región Lambayeque y a una distancia de 45 kilómetros de la ciudad de Chiclayo. (1h 30m. de recorrido aprox.)
EXTENSIÓN: Tiene una superficie territorial de 455,40 km².
CREACIÓN: Fue creado por ley Nº 5290 del 23 de noviembre de 1925.
CAPITAL: Su capital es el pueblo del mismo nombre (Oyotún).
GEOGRAFÍA: Presenta un territorio en parte llano y accidentado, con presencia de laderas, quebradas, pequeños cañones, precipicios y crestas. Presenta suelos aptos para el cultivo.
CLIMA: Es cálido - templado, con esporádicas precipitaciones en verano.
FLORA: Flora propia de las riberas del río donde crecen sauces, pájaro bobo, huarangos, carrizos, caña brava, guayaquil, pasallos, chilcos, cola de caballo, gramalote y otras hierbas. También flora arbustiva en los sectores húmedos y otra rala, compuesta de cactos, chilcos, zapotes, en los lugares secos.
FAUNA: De fauna variada. Encontramos zorros, pumas, venados, ratas, mucas, palomas, guardacaballos, peches, jilgueros, golondrinas, pericos, loros, gallinazos, tordos y gran variedad de insectos. En el río tenemos lifes, cascafes, mojarras, camarones, sapos, etc.


OYOTÚN HISTÓRICO
La tierra de Oyotún sorprende al mundo. Las huellas dejadas por sus antiguos pobladores hablan de la grandiosidad y el misterio con que enfrentaban la cotidianeidad. Entre esas huellas figuran las inscripciones a gran escala hechas sobre el terreno, lo que conocemos como geoglifos o terraglifos.

Importancia histórica. En el territorio de este distrito existen varios restos arqueológicos aún no bien estudiados, pero que evidencian el desarrollo de agrupamientos humanos prehispánicos de gran importancia. Entre ellos están:

- El Águila de Oyotún, gigantesco geoglifo de 60x59m.; es uno de los más grandes de la costa norte del Perú.

- El Búho, ubicado en la ladera noreste de una formacion de cerros que bordean el paraje denominado "Pampas de Caña Cruz," en el anexo La Compuerta, valle de Zaña, Lambayeque, Perú. Las dimensiones son 65 metros de altura por 23 de ancho. Se trata de una representación mágico-religiosa con atributos felínicos, ornitomorfos, y humanos. Sus rasgos de marcada prosapia chavinoide lo sitúan en el Período Formativo Andino (2000-3000 años de antigüedad).

Estos geoglifos fueron descubiertos hace una década por el arqueólogo Walter Alva, responsable del descubrimiento del Señor de Sipán, el monarca de la cultura Mochica.
Además, en las laderas de los cerros del valle del Bosque de Pomac también se pueden observar "caprichosas figuras".

"Mientras no se reconozcan mediante técnicas científicas, no podemos anunciarlos como hallazgos porque podría tratarse de posibles accidentes de la naturaleza", comentó el arqueólogo Alva. Sin embargo, otro experto responsable del Museo Bruning de Lambayeque, Jorge Centurión, afirmó que los geoglifos permiten plantear, a manera de hipótesis de trabajo, que esa región "fue escenario de un prístino desarrollo cultural desde antes del período Formativo". Centurión, arqueólogo de profesión, precisó que las figuras corresponderían al Formativo Temprano o pre-Chavín, con unos 2000 a 2500 años antes de Cristo. En su interpretación, los geoglifos representan a divinidades esquematizadas con ciertos atributos que eran invocadas en búsqueda de protección.


Si usted visita Oyotún, esas mágicas figuras en la tierra lo dejarán con la sensación de haber viajado a través del tiempo, estando allí donde hace 2,500 años un grupo de hombres trazó la historia.


Por César Ruiz.

5 comentarios:

Enrique Odar Rojas dijo...

Recuerdo que en el colegio era común decir: CAYALTI que te OYOTUN. Cuando no queríamos que los profesores nos escucharan. Esa es la referencia más vívida y cercana que los chiclayanos teníamos de este bonito pueblo.
Siempre me he preguntado qué sucede con los originarios de un determinado lugar cuando, ya mayores, alcanzan cierta prosperidad en otras ciudades o países. ¿Retornan en alguna forma lo que recibieron durante su niñez, aunque aparentemente haya sido poco? Pareciera que no. A Oyotún le hace falta una buena carretera de acceso; son sólo 45 km. que deberían tomar no más de 30 minutos en buses o vehículos particulares. Un par de paradores turísticos u hoteles con cabañas y observatorios de aves. La inversiíon no es mucha y una población organizada con un alcalde con capacidad de liderazgo podría lograr un préstamo del extranjero para hacer la tarea. A veces nos echamos a llorar sobre nuestras desgracias sin saber que la solución está en nuestras manos.
Me parece que las características climáticas y de estructura física permitirían sembrar viñedos para obtener buenos vinos, si ésto se agrega a las facilidades turísticas, ya tenemos un nuevo Oyotun.

Espasmos dijo...

ATRACTIVA PROPUESTA, BUENO SIN MAS SOLO INVITARLESA VISITAR MI HUMILDE BLOG PARA LEER UN RATO..
WWW.1ESPASMOS.BLOGSPOT.COM

Lambayeque Actual dijo...

Usted lo ha dicho, señor Odar.
Un alcalde con capacidad y visión de líder... lamentablemente, en nuestro país esa combinación de palabras es bastante escasa!

Yo apostaría más por organizar a la comunidad. Líderes pueden haber, sólo hace falta darles un empujoncito.

Lambayeque Actual dijo...

Espamos, muchas gracias por la invitación.

Saludos!

C.Ruiz

Anónimo dijo...

SALUDOS!! SOY LIMEÑO, LLEVO TRES AÑOS YA EN CHICLAYO, ME ENTERE DE OYOTUN POR UNAS AMISTADES, INDAGE UN POCO EN LA RED Y VEO Q TIENEN MUCHO Q MOSTRAR, ME ENCANTARIA CONOCER ESPECIALMENTE ESAS MAJESTUOSAS FIGURAS PLASMADAS EN LAS MONTAÑAS, QUISIERA Q ME AYUDARAN DANDOME INFORMACION DE HOTELES, GUIAS, Y COMO LLEGAR.
ATTE
ELIAS GUILLEN