jueves, 14 de enero de 2010

LIBERTAD DE PALABRA IV

------------------------------------------------------------------------

NO A LOS CIRCOS CON ANIMALES

Los leones abandonados en una cochera de Chiclayo, ponen en primera plana el debate sobre la utilización de animales en actividades de entretenimiento, como ferias, exhibiciones o circos.

En el Perú, la temporada circense se inicia en el mes de Julio, pero es posible encontrar circos en el país en cualquier época del año. Así es como el circo Azteca llegó a Chiclayo, pues planeaban una larga temporada en la ciudad, en los meses de Enero y Febrero.

No sorprende que los circos, llamen la atención de toda la población. Esos fantásticos (¿?) lugares llenos de magia y emoción, hacen vibrar a grandes y chicos. Despiertan una fascinación en la gente por ver a animales poco comunes, haciendo piruetas entretenidas.

¿A quién no le gusta ver a un tigre saltando por un aro de fuego? ¿O a un elefante trotando al ritmo de una buena canción? Muchos hemos disfrutado al ver esas escenas, pero... nos hemos preguntando cómo es que logran que esos animales "actúen" de esa manera?

La respuesta común es NO.

Los dueños de los circos y los que trabajan para ellos, tienen un proceso de adiestramiento animal bastante común, aunque desconocido para la mayoría, donde hay una característica principal: la VIOLENCIA. Estas personas somenten a los animales a una cruel tortura, haciéndolos sufrir para lograr sus objetivos.

Estas personas, con el fin de llenarse los bolsillos con nuestro dinero, golpean con fierros, palos, látigos a todos los animales en el proceso de "adiestramiento" para el show.

A los elefantes les incrustan puntas de fierro en la piel, para que obedezcan las órdenes de sus domadores y con ese mismo fierro los castigan y, en algunos casos, les causan fracturas en las patas debido a tantos golpes.

Y no sólo son torturados hasta hacerles sufrir de dolor o sangrar sin compasión, sino que son puestos en diminutas jaulas donde sólo pueden girar sobre sus patas, como el caso de los leones en Chiclayo.

¿Qué animal puede soportar eso? ¿Se imaginan ustedes lo que es vivir en un espacio reducido siendo golpeados todos los días por los cuidadores?

Esos actos de barbarie no pueden ser permitidos en la actualidad. La humanidad ha pasado por un (supuesto) proceso de maduración, que debería llevarnos a la prohibición de este tipo de "espectáculos", para no hacernos partícipes de la tortura.

Todos aquellos que amamos a los animales, deberíamos proponernos firmemente NO acudir a los espectáculos donde utilicen animales como entretenimiento.

Si queremos a los animales, no apoyemos a esos sinvergüenzas que van por el mundo llevando "diversión" a costa del sufrimiento de los animales.

LAMBAYEQUE ACTUAL se une a la campaña de Perú Antitaurino, para promover el respeto por la vida animal y prohibir (por la vía legal o por compromiso de la sociedad), la utilización de animales en los circos establecidos en el Perú.

NO A LA TORTURA, NO A LOS CIRCOS CON ANIMALES!!!!!


Por César Ruiz.

2 comentarios:

PERÚ ANTITAURINO dijo...

Muy bien!!!!

Anónimo dijo...

Los felicito por unirse a la campaña, bonito articulo.