martes, 14 de julio de 2009

MARAVILLAS DE MI TIERRA V

Conozcamos un poco sobre el gran Señorío de Cinto, ubicado a pocos kilómetros de la ciudad de Chiclayo. Tan cerca en distancia, pero tan lejos respecto a lo que conocemos de él.
--------------------------------------------------------------------------------

EL MÍTICO SEÑORÍO DE CINTO
* La riqueza de los señoríos lambayecanos.


Las primeras referencias históricas que se tienen de Cinto, son transmitidos por el cronista español Miguel Cabello de Balboa, a través de su obra "Miscelánea Antártica", quien recogió la conocida leyenda de Naylamp: ".... Durante la vida de Cium, hijo heredero de Naylamp (y segundo Señor de estos valles), se apartaron sus hijos (como dicho queda) a ser principios de otras familias y población y llevar consigo muchas gentes, uno de los cuales llamado NOR, se fue al valle de Cinto y CALA se fue al valle de Túcume, Tumpifallec y otros, a otras partes.....".

Ante esto, ¿sería NOR, el hijo de Cium, el primer gran Señor de Cinto?. Lo cierto es que según la leyenda, después de Fempellec, el señorío lambayecano quedó desamparado, dando origen a que un tirano llamado Chimuc Cápac, conquistara el valle de Cinto y otros señoríos lambayecanos, sometiéndolos al reino Chimú.


Ruinas sobre el Cerro Pátapo.


EL SIGNIFICADO DE CINTO
Es casi imposible descifrar el significado del nombre Cinto, debido a que se ha borrado de la historia y de la memoria de la gente, pero se puede afirmar que tiene similitud con las denominaciones Sicán, Sipán, entre otros.

Etimológicamente Sicán significa Casa de la Luna, teniendo como resultado que primera sílaba SI, en lengua Mochica significa luna. Siendo así, Cinto (o Sinto), probablemente haya estado relacionado a un culto o rito ofrecido a la luna, característica de nuestros antiguos señores mochicas y lambayecanos.

Cinto tiene una presencia Cupisnique como asentamiento desde el año 1500 a.C. En Pátapo, donde se asienta este señorío, existen evidencias sobre esta presencia en los petroglifos ubicados en la zona del caserío El Progreso, dentro de la jurisdicción de Pátapo, y en toda la zona este con dirección hacia Chongoyape.

En la parte baja, media y alta del cerro Pátapo, existen construcciones de piedra con montero de barro, asociados a la cerámica Moche. También se han podido identificar fragmentos de cerámica Lambayeque, así como evidencia Chimú.

CINTO Y LA INFLUENCIA INCA
Durante el periodo de expansión del imperio incaico, se produjo la conquista, en algunos casos violenta, de los territorios norteños de manos de Huayna Cápac, incluidos los valles de Zaña, Collique, Cinto, Túcume, Jayanca y Motupe en Lambayeque.

Esta conquista dejó una considerable influencia inca en las actividades desarrolladas posteriormente por las sociedades sometidas, especialmente con la construcción de caminos, puentes, tambos y depósitos.

En Lambayeque, el camino inca pasaba desde Motupe, Jayanca, Túcume, Batán Grande, Pátapo (Cinto), Pucalá, Cayaltí hasta llegar a Zaña. En Pátapo, este camino pasa sobre el cerro La Cantera, se divide en dos tramos y se encuentra en buen estado de conservación. Fue utilizado por Francisco Pizarro para dirigirse a Cajamarca a la captura de Atahualpa, haciendo su paso por la zona de Pátapo el 30 de Octubre de 1532.

Asimismo, se ha hallado un Tambo Inca, que se encuentra ubicado en la margen derecha del canal Taymi moderno, al lado oeste del cerro Pátapo, en el caserío de Pósope Bajo. Es una estructura cuadrangular de adobe, edificada con técnica del tapial. Actualmente se han iniciado los trabajos de delimitación, correspondientes a la primera etapa del Gran Proyecto Qápac Ñam.

El canal Taymi.


Petroglifos en Pátapo.

Camino inca en el cerro Pátapo.

FRANCISCO PIZARRO EN CINTO
Durante el siglo XVI, Pizarro hizo su ingreso aventurero por las tierras de los poderosos incas, iniciando su recorrido conquistador por Tumbes.

En Lambayeque, Pizarro llega a tener un mejor trato con sus pobladores, pues era recibido como aquel dios Viracocha que llegaba a liberarlos del yugo incaico, recibiendo el apoyo de los señoríos lambayecanos.

Al respecto, el cronista Pedro Cieza de León nos cuenta: "... pero era un buen valle ese de Cinto, constituía un lugar ideal para el reposo y allí descansaría, antes de seguir la marcha en pos del trono de los incas".

Diferentes cronistas, indican que Pizarro permaneció cuatro días en la gran ciudad de Cinto, donde aprovechó para realizar alianzas con diferentes señoríos y aumentar su poder para la conquista del Imperio de los Incas. Algunos dice, incluso, que fue en Cinto donde Pizarro tomó la decisión final de ir en busca de Atahualpa hacia Cajamarca.
Fuente: Revista Umbral.


¿Cómo llegar?
- Pátapo es uno de los 20 distritos que conforman la provincia de Chiclayo. Está ubicado a 20 km. de la Capital de la Amistad y goza de un agradable clima, con una temperatura promedio de 24ºC.

- Desde Chiclayo se pueden tomar distintas movilidades para llegar a Pátapo, en 25 minutos aproximadamente.


Por César Ruiz.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Sinceramente no sabía que en Patapo teniamos tremenda historia, gracias por este aporte.

Luis.

Rodrigo dijo...

Excelente, estoy de acuerdo con Luis, es un buen aporte para los que no sabemos de todas las maravillas que hay en nuestra tierra.

Gracias

[Seb]

C.Ruiz dijo...

Muchas gracias por sus comentarios, Luis y Rodrigo.

Esta sección tiene por finalidad difundir las maravillas lambayecanas, especialmente aquellas que no son tan conocidas.

El Señorío de Cinto, a pesar de su importancia, se pierde dentro de la poca difusión que hay sobre nuestros atractivos turísticos.

Lambayeque tiene todo potencial suficiente para crear un destino turístico único, propio y extraordinario, sin depender de otras regiones, ni de otros organismos.

Lamentablemente existe poca voluntad por posicionar a Lambayeque, como un destino imperdible para los turistas que visitan nuestro país. Estamos acéfalos en materia turística.

César Ruiz.

Anónimo dijo...

Porq' este lugar no es promocionado aqui? sinceramente yo no conocia nada del cinto, deberian difundir para poder ir a visitar

Anónimo dijo...

soy patapeña y me siento orgullosa de serlo
en mi pueblo hay mucha manifestación cultural varias zonas arquelogicas una de ellas el señor de cinto los caminos del inca y muchos mas
gracias por los aportes y la información q nos están brindando
y viva patapo

Anónimo dijo...

sigamos cultivando y haciendo reconocido lo nuestro somos tierra de miel viva patapo
atte ana violeta castillo fernandez

samuel dijo...

hola yo opino = q ana tmb soy patapeño y estoy orgulloso de serlo